EL FLYING SPUR SPEED COMPLETA LA NUEVA GAMA DE BENTLEY

EL FLYING SPUR SPEED COMPLETA LA NUEVA GAMA DE BENTLEY

  • Con el lanzamiento del Flying Spur Speed, se completa la nueva gama de Bentley, con la cual la marca amplía su oferta para sus clientes.
  • El Flying Spur Speed será uno de los últimos modelos equipados con el emblemático motor W12, ya que se dejará de producir la versión estándar del Flying Spur W12.
  • El Flying Spur Speed está en el podio de la gama de modelos de altas prestaciones por encima del Flying Spur S con una mayor potencia (85 CV más) y un par más elevado (130 Nm más).
  • Está equipado de serie con Bentley Dynamic Ride y dirección electrónica a las cuatro ruedas.
  • Ofrece una velocidad máxima de 333 km/h y pasa de 0 a 100 km/h en solo 3,8 segundos.
  • Con su acabado exclusivo en tinte oscuro en las rejillas delanteras, logra una estética más deportiva.
  • Está equipado de serie con unas exclusivas llantas Speed de 22”, con la opción de unas llantas deportivas de 22”.
  • Ofrece una paleta de colores exclusiva del Speed para su interior, y se ha empleado el tejido Dinamica para atestiguar sus altas prestaciones.
  • Sus gráficos de alto rendimiento del sistema de Info-Entretenimiento están inspirados en los cronógrafos de lujo.

(Crewe, 6 de septiembre de 2022) Bentley completa su nueva gama de gran turismos con el Flying Spur Speed. Se trata de la versión que más ensalza la experiencia al volante de toda la familia del Flying Spur, el sedán de lujo de altas prestaciones de la marca. 

La nueva gama de Bentley ofrece millones de posibilidades de configuraciones con las que los clientes podrán encontrar con mayor facilidad el Bentley perfecto para sus necesidades específicas. La gama se compone de dos partes: una centrada en el bienestar al volante y otra en las prestaciones en la conducción, y en el culmen de ambas se encuentran sus respectivos modelos Mulliner, donde se fusiona lo mejor de ambos mundos.

Con el lanzamiento del Flying Spur Speed, se completa la nueva gama del modelo, equiparándose así a las gamas actuales del Continental GT y el Bentayga. El Flying Spur Speed es el modelo de altas prestaciones definitivo y, junto con el Flying Spur Mulliner, es el coche perfecto para quienes ansían un Flying Spur con un motor W12, ya que la versión estándar del Flying Spur W12 dejará de producirse en mayo de este año.

El Flying Spur Speed supera al modelo S con 85 CV adicionales y 130 Nm más de par, lo que supone una mejora de 0,3 segundos en su aceleración hasta los 100 km/h y un aumento de la velocidad máxima hasta los 333 km/h, unas cifras que le consolidan en la cúspide de la gama. Está equipado de serie con dirección electrónica a las cuatro ruedas, tecnología de vectorización de par mediante freno y Bentley Dynamic Ride, lo que le dota de una agilidad digna de las prestaciones de su motor W12 de doble turbocompresor y 6,0 litros con 635 CV de potencia. 

Se han recubierto de un acabado de tinte oscuro los elementos más característicos del diseño del Speed, es decir, las rejillas frontales, los faros y las luces traseras, así como los emblemas del Speed en la parte inferior de la aleta. Está equipado de serie con sus exclusivas llantas Speed de 22”, con acabados en tinte oscuro, negro brillante y tono plateado pintado. También están disponibles unas llantas deportivas de 22” opcionales con acabado en negro brillante o en tono Pale Brodgar satinado. El Flying Spur Speed también incluye tapones del depósito de aceite y del combustible con un elegante acabado. Los clientes que busquen una presencia que evidencie aún más sus altas prestaciones pueden elegir la Styling Specification (con la que se elaboran de fibra de carbono el elemento divisor delantero, los faldones laterales, el difusor trasero y el sutil deflector del portón) o la Blackline Specification, ambas disponibles como equipamiento opcional.

De su equilibrio único entre prestaciones y lujo nace una paleta exclusiva de colores para el habitáculo que emplea Dinamica en todos los puntos de interacción de los ocupantes. Bentley emplea Dinamica Pure, que se diferencia de su versión normal en que se elabora con poliéster reciclado en un 73%. Las opciones de colores de cuero para el interior pasan de cinco a quince, con enchapados Piano Black de serie, y Crown Cut Walnut, Dark Stained Burr Walnut o Dark Fiddleback Eucalyptus como opciones sin coste adicional.

El panel de información al conductor muestra unos renovados gráficos del sistema de Info-Entretenimiento de alto rendimiento que se inspiran en los cronógrafos de lujo. La suntuosidad que define este modelo se manifiesta igualmente en la especificación de Confort de los asientos delanteros (24 posiciones) y traseros (14 posiciones), equipada de serie. Además, todos los asientos incluyen calefacción, ventilación, masaje y memoria de dos posiciones. El habitáculo cuenta también con pedales deportivos, emblemas Speed en el salpicadero y estribos iluminados Speed interiores y exteriores. 

El Flying Spur Speed parece estar destinado a ser el favorito en los Estados Unidos y Europa, donde se prevé que concentre un tercio de los pedidos de la gama Flying Spur, mientras que en Oriente Medio se espera que uno de cada cinco pedidos del Flying Spur sea del modelo Speed. 

Chasis y planta motriz

La planta motriz del Flying Spur Speed cuenta con 635 CV de potencia y 900 Nm de par, lo que se traduce en una aceleración de 0 a 100 km/h en solo 3,8 segundos alcanzando una velocidad máxima de 333 km/h.  

El Flying Spur comparte con el Continental GT la misma transmisión ZF de doble embrague y 8 velocidades, con la que logra que la aceleración sea más suave y refinada, los cambios de marcha sean más rápidos y se eleve el ahorro en combustible. Los cambios de marcha son más cortos gracias a la preselección de la siguiente marcha, lo que reduce la interrupción del par que se transmite a las ruedas, mejorando así su rendimiento. En la sexta marcha se llega a la velocidad máxima, dejando que las marchas séptima y octava actúen de superdirectas para ahorrar en consumo. 

El Flying Spur Speed dispone de un sistema con embrague que transmite el par motor al eje trasero. En función del estado de la carretera y del deslizamiento de las ruedas, envía de forma automática tracción al eje delantero siempre que sea necesario, lo que se traduce en un sistema de tracción total activa. Esto mejora, a su vez, el comportamiento en curvas. Las líneas del morro le dan al Flying Spur un aire más ligero y produce unos cambios de dirección que ocurren casi al mismo ritmo que los decide el conductor. El efecto de subviraje que se siente con la tracción a las cuatro ruedas fija queda prácticamente eliminado, por lo que el vehículo transmite una impresión de mayor equilibrio en general. 

La distribución del par motor varía en función del modo de la dinámica de conducción que se seleccione. Por ejemplo, en los modos Comfort y Bentley, el sistema transmite 480 Nm de par al eje delantero para incrementar el agarre y la maniobrabilidad. Y en el modo Sport, el sistema limita el par que se envía al eje delantero a 280 Nm, a la vez que mantiene un nivel más elevado de par en el trasero, lo que resulta en una experiencia más dinámica. Además, un sistema de vectorización del par mediante el sistema de frenado también se encarga de gestionar el par que llega a cada eje.

El Flying Spur Speed transmite una fuerte sensación de seguridad gracias a su maniobrabilidad y la precisión de su dinámica equilibrada. Esta seguridad surge principalmente del sistema avanzado de tracción total activa, de la dirección electrónica a las cuatro ruedas y de Bentley Dynamic Ride. 

La dirección electrónica a las cuatro ruedas de serie aumenta la estabilidad en carretera y la maniobrabilidad en zonas urbanas. Así pues, en las maniobras a bajas velocidades, el sistema dirige las ruedas traseras en dirección contraria a las delanteras. De esa forma, se acorta la batalla, se reduce el ángulo de giro, se gana agilidad y se facilita de forma considerable el estacionamiento. 

Por su parte, a velocidades altas, el sistema gira las ruedas traseras en el mismo sentido que las delanteras, lo que se traduce en más aplomo, así como mayor seguridad en los adelantos y cambios de carril. En definitiva, lo que consigue la dirección electrónica a las cuatro ruedas es transmitir una sensación de total seguridad a altas velocidades, sin renunciar a una conducción cómoda a velocidades bajas. 

El sistema Bentley Dynamic Ride ha sido concebido para mejorar tanto la maniobrabilidad como el confort de a bordo. Un sistema de 48 voltios controla un actuador electrónico que regula la rigidez de la barra estabilizadora para contrarrestar las fuerzas laterales y mantener el nivel del Flying Spur. 

Otro elemento en común con el Continental GT son los frenos de hierro, los cuales son los más grandes de todo el mundo con sus discos delanteros de 420 mm. Las pinzas delanteras en rojo brillante lucen la marca Bentley, con un acabado en negro brillante como opción con coste.

Mayor presencia

La estética de la Styling Specification pone el complemento perfecto a las capacidades inigualables del Flying Spur Speed, ya que consigue que el nuevo modelo de altas prestaciones de Bentley resulte tan espectacular a la vista como al volante.

En la Styling Specification, el divisor de parachoques, los faldones laterales con emblemas metálicos de Bentley, el difusor trasero y el deflector del portón son elaborados de forma artesanal con fibra de carbono de elevado brillo con unas tolerancias precisas logradas gracias a un amplio programa de desarrollo.

Por su parte, la Blackline Specification ofrece una alternativa más contemporánea, en la que todos los componentes metálicos del exterior del coche son bañados de color negro logrando así una presencia más imponente en carretera en el inigualable Flying Spur.

Los componentes metálicos exteriores que incluye la Blackline Specification son el legendario emblema de la «B» alada, las aletas del radiador, las rejillas matriciales, los marcos de las ventanillas laterales y las aletas de la parte inferior de las puertas y del parachoques trasero. Asimismo, se les ha dado el mismo recubrimiento oscuro y elegante a los marcos de las luces delanteras y traseras, a los tiradores, las tomas de aire y las salidas del escape.

- FIN -

Notas para los editores

Bentley Motors es la marca de automóviles de lujo más codiciada a nivel internacional. La compañía lleva a cabo en su sede de Crewe todas sus operaciones, las cuales incluyen el diseño, I+D, ingeniería, la división Mulliner y la producción de sus cinco líneas de modelos: Continental GT, Continental GT Convertible, Flying Spur, Bentayga y Bentayga EWB. Su combinación de fina artesanía, en donde se emplean habilidades transmitidas de generación en generación, y su experiencia en la ingeniería y tecnología de vanguardia, es única entre los fabricantes de automóviles de lujo del Reino Unido, entre ellos, Bentley. Además, sienta las bases de la fabricación británica de gran calidad en su máxima expresión. Bentley cuenta con aproximadamente 4.000 trabajadores en Crewe.

Press Release

1.4 MB

Images
(14)

Make a selection
0 Images selected

Videos
(1)

Please rotate your screen.